miércoles, octubre 05, 2005

¿Justicia y paz para condenados?

El traslado de alias Don Berna a la cárcel de máxima seguridad de Cómbita, Boyacá, es una indicación clara del destino que tendrán centenares de paramilitares que hayan cometido crímenes de lesa humanidad o que hayan estado a la cabeza de operaciones de narcotráfico.
Muchos se quejaban de la prisión que le había otorgado el gobierno Uribe a Adolfo Paz, pues era una finca en el departamento de Córdoba. Sin embargo, la medida del traslado demuestra que el proceso no incluirá hoteles cinco estrellas para aquellos que han delinquido en las filas del paramilitarismo. El propio Presidente sostuvo que "la reclusión por los delitos atroces tiene que ser seria".
La medida fue celebrada por Estados Unidos cuyo Embajador calificó como un hecho "valiente e importante". El pronunciamiento de Wood se produjo después de las tensiones que se generaron entre los gobiernos colombiano y estadounidense cuando Álvaro Uribe dejó en espera la extradición de Diego Murillo Bejarano. Ante el anuncio, el embajador William Wood aseguró que "Estados Unidos continuará demandando la extradición de todos aquellos quienes han violado sus leyes y perjudicado los intereses estadounidenses”. Lo cierto es que Estados Unidos ha presionado fuertemente para lograr la extradición de Don Berna, pues es considerado por la justicia de ese país como uno de los más importantes capos del narcotráfico que de paso sea dicho, tiene la capacidad de paralizar a Medellín con una simple orden a sus cuadros de mando que todavía tienen poder en la capital antioqueña.
De otro lado, el traslado de Don Berna a la cárcel de Cómbita generó una gran preocupación entre los jefes paramilitares que se reunieron en un lugar de la Costa Caribe y en el Magdalena Medio. En un escueto comunicado, el jefe político de las AUC, Iván Duque, le recordó al gobierno que "había unos acuerdos muy claros. Lo que ocurrió va en contravía de una serie acuerdos y entendimientos a los que habíamos llegado".
No obstante, la ley de Justicia y Paz sigue generando dudas por cuenta de los guerrilleros oportunistas que están recluidos en esa misma prisión de máxima seguridad, pues fueron capturados, nunca entregaron sus armas y peor aún, fueron vencidos en juicio. Si la decisión de beneficiarlos con la ley de Justicia y Paz está en estudio, pues hay que encender todas las alarmas, porque la la Ley es clara:

"Para acceder al beneficio de la pena alternativa –que oscila entre 5 y 8 años – se establecen tres canales de ingreso. En el caso de las desmovilizaciones colectivas es requisito la desmovilización y desmantelamiento del grupo armado ilegal, la entrega de todos los bienes ilícitos, así como la entrega de secuestrados y de los menores que se encuentren dentro de las filas. En el caso de la desmovilización individual, deberá brindarse información o colaboración eficaz para el desmantelamiento del grupo al que se pertenecía. Una tercera vía de ingreso es para miembros de grupos ilegales con los que se alcancen acuerdos humanitarios; en este caso el Presidente podrá fijar las condiciones que considere pertinentes para la adecuada aplicación del instrumento. Ningún delito cometido antes de la pertenencia al grupo armado ilegal, ni después de la desmovilización, será cobijado por el beneficio de la pena alternativa. No se interfiere tampoco con los procesos de extradición en marcha, ni con requerimientos de tribunales internacionales”.

Pero si ya fue aprobado esta acogida masiva de guerrilleros detenidos y condenados, se están desconociendo los condicionantes de la ley: el que se acoja a un proceso de paz, entregue sus armas y se desmovilice puede acceder a los beneficios y lo cierto es que ninguno de estos tres requisitos es cumplido por los guerrilleros que solo buscan rebajar la pena y no tienen nada con que negociar.
Es que el absurdo más grande está en el caso de Fernando Arellán, uno de los autores materiales del atentado contra el club El Nogal. El individuo ahora se quiere acoger a la ley de Justicia y Paz, después de ser capturado en un hotel en El Espinal, Tolima, cuando intentaba obtener documentos falsos para movilizarse.
Hay que hacer una diferenciación: el que estando activo en un grupo terrorista se acoja a un proceso de paz (no vale la captura), entregue sus armas y confiese TODOS los crímenes, es un candidato para los beneficios. ¿Pero qué sentido tiene entregarle beneficios a una persona que ha sido capturada y condenada, no ha entregado armas ni información y no se ha comprometido a abandonar la actividad terrorista? El guerrillero que se entregue y se acoja, bienvenido sea. Lo mismo un paramilitar. Pero el capturado y procesado NO debe tener ninguna prerrogativa distinta a las que otorga la ley, que de paso sea dicho, son muchas y muy generosas.
Claro que el proceso de paz, y de paso la ley de Justicia y Paz, recibieron un fuerte espaldarazo. Además de la decisión de la Unión Europea de apoyar, con restricciones, el proceso con los paramilitares, Bill Clinton y eventualmente George Bush padre, encabezarán un grupo de consultores y verificadores de los procesos de paz que se realicen en Colombia, incluido, por supuesto, el actual proceso con los paramilitares. El ex presidente Clinton aceptó liderar el grupo en una reunión con el presidente Uribe a la que también asistió el nuevo embajador de Colombia en Estados Unidos, Andrés Pastrana. El grupo tiene el aval de la administración Bush y el Departamento de Estado viene considerando la participación de otras personalidades.

1 comentario:

COMENTARIOS DE USUARIOS dijo...

20 comentarios

alta impedancia (hiZ) dijo...
Por donde empezar....

Quienes creen que en Colombia gobierna Uribe, se equivocan, como lo deja claro este árticulo. Las presiones políticas y económicas a las que pude se sometido "nuestro país" bastan para que se haga lo que dice EEUU.

No nos digamos mentiras, el paramilitarismo fue casi que fundado y fortalecido por el gobierno Norteamericano con cosas como la conocida Escuela de Las Américas.

Otra cosa, como también deja claro este artículo, como puede ser que paras que se estén desmovilizando aun tengan poder de delinquir?

Que tipo de proceso de PAZ es este? Si aceptan que guerilleros se acojan a la Ley de Justicia y Paz, es por el afán mediatico del gobierno por dementir su clarísima tendencia paramilitar.

Que esta ley la apoyen desde EEUU no es ningun alisciente, teniendo en cuenta el limbo jurídico de Guantánamo...

octubre 05, 2005 6:29 AM


Atrabilioso dijo...
NOTA DE LA DIRECCIÓN A ALTA IMPEDANCIA:
En su comentario usted ve otros factores que influyen en la problemática. Yo creo que Estados Unidos es nuestro centro de poder y como tal ejerce las presiones políticas y económics para lograr sus propósitos. Pero fíjese que este asunto de la extradición de Don Berna, pese a las presiones, no les salió bien.
En lo que difiero amablemente de usted es en el tema de la Escuela de las Américas, pues el adiestramiento, si quiere lo podemos llamar adoctrinamiento, que se hacía en el Fuerte, era relacionado con defensa continental contra el comunismo y no con seguridad nacional. Claro: muchos oficiales de algunos países, fueron reconocidos por la tortura, las desapariciones, etc., pero no era por la política de la Escuela, sino por el tiempo libre que tenían los oficiales de tantos países para compartir e intercambiar experiencias e información. Y que quede claro: no defiendo los resultados ni mucho menos, pero si debo aclarar este punto hasta el detalle.
Coincido con usted en la pregunta sobre los paramilitares desmovilizados que conservan el poder para delinquir. Ese es un tema complejo y deberíamos saber exactamente el asunto: nos van a hacer tragar el sapo de gente que delinque después de acogerse a la ley o la verificación va a fortalecerce para cumplir un objetivo claro: el que delinca es excluido del programa y pierde los beneficios.
En cuanto a los guerrilleros, la información de la que dispongo indica que fue el grupo de condenados el que buscó el contacto con el Comisionado.
Gracias por sus comentarios.

octubre 05, 2005 8:13 AM


El usuario anónimo dijo...
ALTA IMPEDANCIA...EN EL LIMBO:

Si le es tan dificil encontrar como empezar,complicadisimo me parece el saber como terminar, señal inequivoca de que esta en su "limbo" y alli mi querido amigo,segun la iglesia ,es donde los"santos inocentes",los ingenuos, esperan pacientemente por una Gracia especial que les de entrada al Reino de los Cielos.

Ante la inequivoca y contundente muestra de gobernante fuerte del Presidente Urtibe,quien con criterio independiente da golpes magistrales a los violentos, sin plegarse a presiones de ninguna clase, ahi tiene a Don Berna en carcel de alta seguridad, esperando proceso, mientras hace frente a la peticion de USA para extraditarlo;de paso muestra firmeza extraordinaria para someter a la guerrilla;si esto amigo de "ALTA IMPEDANCIA" no le muestra a usted la calidad de gobernante de nuestro Presidente, tiene usted, muchas y buenas razones para continuar en su limbo;esperando a que San Juan agache el dedo y le de entada al Jardin Celestial.

Simpliciano

octubre 05, 2005 8:51 AM


maria teresa dijo...
Atrabilioso, no entiendo la tercera via de entrada para recibir los beneficios de esta ley. Eso de 'acuerdo humanitario', puesto que en las dos primeras categorias se trata de desercion de la vida delictiva con contribucion a la justicia y paz por lo que se recibe una contraprestacion en cambio por esa cooperacion, pero de que se trata la tercera?

octubre 05, 2005 9:05 AM


Atrabilioso dijo...
NOTA DE LA DIRECCIÓN A MARY T:
"En el marco de un acuerdo humanitario" es un punto de interpretación: desde mi perspectiva esto significa que aquellos que se desmovilicen o entreguen como resultado de un acuerdo para el intercambio de civiles por terroristas, ellos serán beneficiados con la ley. Estoy intentando entregarle los vínculos a dos textos sobre el particular, pero el sistema me está negando el acceso. Tan pronto pueda, se los enviaré por correo.
Gracias por sus comentarios.

octubre 05, 2005 9:46 AM


Atrabilioso dijo...
NOTA DE LA DIRECCIÓN A SIMPLICIANO:
Su punto de vista es optimista y ve las medidas como una ´muestra de fuerza. Pero tampoco podemos desconocer que hay presiones aunque eso no significa que se ceda ante ellas.
Un abrazo y gracias por sus comentarios.

octubre 05, 2005 9:47 AM


El usuario anónimo dijo...
Tranquilos..la historia de "Don Berna" sucedera igual que para los Rodriguez Orejuela, Los Ochoa, etc, etc,....Tan pronto este otro presidente en el curubito lo extradita, como sucedio con los otros personajes, asi que todo es cuestion de tiempo.

octubre 05, 2005 11:24 AM


m t dijo...
Entonces una interpretacion posible es que todo preso (victimario) incluido en la lista de canje entra a cobijarse bajo la ley. La pregunta es si hay un plazo o fecha que indique a partir de esta fecha quedan cobijados. O si implica que a todos los presos futuros que puedan ser clamados en intercambios futuros. Si es asi eso indica que los secuestros seguiran, politicos o no.

octubre 05, 2005 11:39 AM


El usuario anónimo dijo...
ATRABILIOSO:

Lo que tan amablemente me zumba como optimismo,no es otra cosa que mi profunda fe en Colombia, confianza absoluta en el Presidente,en su manera de gobernar, sagaz, desenreda esta madeja con maestria, entiendo que esta presionado,pero sabe salir airoso del reto,eso ni se duda.

Da mucho gusto una Colombia optimista, con gobierno firme y decidido.

Que bueno que el opimismo de Uribe sea contagioso, cada dia somos mas los contagiados.

Simpliciano

octubre 05, 2005 12:06 PM


Atrabilioso dijo...
NOTA DE LA DIRECCIÓN A MARY T:
Como usted lo afirma, en la ley las fechas son muy concretas: todos los delitos cometidos ANTES de acogerse a la ley. Los posteriores solo servirían para retirar los beneficios a los amparados.
Gracias por sus comentarios.

octubre 05, 2005 12:30 PM


Atrabilioso dijo...
NOTA PARA MARY T:
Aquí están, por fin, los enlaces operando para que pueda darle una mirada más profunda a las explicaciones y a la ley en general:
http://www.altocomisionadoparalapaz.gov.co/noticias/2005/julio/documentos/justiciaypaz.pdf

http://www.altocomisionadoparalapaz.gov.co/noticias/2005/marzo/mar_04_05a.htm

Un abrazo.

octubre 05, 2005 12:33 PM


El usuario anónimo dijo...
Fuera de las rodilleras que posee Uribe Velez y su lealdad con USA, La ley de Justicia y Paz posee varias debilidades y lagunas, veamos "algunas":

1) La ley no estimula en forma clara el logro de acuerdos colectivos entre el Gobierno y los grupos armados al margen de la ley para que estos últimos cesen las hostilidades, dejen las armas, abandonen el conflicto armado, y desmonten efectivamente sus estructuras ilegales. Es fundamental privilegiar los incentivos para la desmovilización colectiva de los grupos y de sus bloques, pues sólo ello puede efectivamente permitir la superación del conflicto armado y la firma de acuerdos orientados a la paz. La ley adoptada da el mismo tratamiento a la desmovilización individual, sin que haya acuerdo o cese de hostilidades, y a la desmovilización colectiva, basada en acuerdos firmes e integrales. Ello abre indebidamente las puertas a amplios beneficios judiciales individuales para ciertos victimarios sin las contraprestaciones adecuadas. (Artículos 1,2, 10 y 11)

2) La ausencia en la ley de referencias al conflicto armado interno y al derecho internacional humanitario hace que no existan fronteras claras respecto al tipo de delitos que podrían ser cobijados por la llamada pena alternativa. Esta falta de contexto y claridad normativa puede llegar a incluir delitos comunes y de narcotráfico. (Artículo 2)

3) El considerar el paramilitarismo como un delito político permite cobijar con la impunidad a las personas, incluyendo eventualmente a servidores públicos, que hayan participado o asistido en la conformación de grupos paramilitares o en sus actividades ilegales. Según la Constitución, los delitos políticos pueden ser objeto de amnistías e indultos y, por lo tanto, no ser sancionados. (Artículo 72)

4) La ley aprobada no incluye condiciones y mecanismos lo suficientemente efectivos para lograr el pleno esclarecimiento de los hechos y el establecimiento de la verdad. Sin el conocimiento pleno de la verdad y el esclarecimiento de los hechos no puede hacerse efectiva la justicia, ni asegurarse la reparación a las víctimas. Al no incluir la confesión plena y la obligación de contribuir efectivamente con la justicia mediante el aporte de toda la información relacionada con los hechos en los que ha tenido participación el desmovilizado o su grupo, la verdad no queda garantizada. Sin esta última tampoco pueden enfrentarse adecuadamente las estructuras ilegales para su real desmonte. (Artículos10, 17, 18, 19 y 25, 30)

5) La ley aprobada no ofrece suficientes mecanismos para superar los obstáculos para una efectiva reparación a las víctimas. No garantiza que el Estado y sus instituciones presten el apoyo pro-activo que las víctimas tienen derecho a tener y a esperar, siendo las más vulnerables, expuestas y, muchas veces, justamente las más débiles por su condición de víctimas o familiares de estas. Tampoco aborda adecuadamente la situación específica de ciertas víctimas (niños y niñas, mujeres, pueblos indígenas y miembros de comunidades afro-colombianas).

Básicamente, la ley hace depender la reparación, por parte de los victimarios, de los bienes y recursos que éstos quieran declarar y entregar. Pone la carga para obtener reparaciones sobre las víctimas, sin darles el apoyo adecuado del Estado en el proceso judicial. Además, aborda insuficientemente la responsabilidad estatal de reparar en los casos que directamente le corresponde. Tampoco cubre la responsabilidad que tiene el Estado de esforzarse por asegurar la reparación en los casos en que los victimarios no cumplan o no puedan cumplir con la reparación. (Artículos 5, 23 y capítulo IX)

Se puede prever que la insuficiente reparación a las víctimas no va a contribuir positivamente al necesario proceso de reconciliación.

6) La ley no incluye inhabilidades políticas temporales, ni inhabilidades para formar parte de la Fuerza Pública o de otros cuerpos armados oficiales, para los desmovilizados de los grupos armados ilegales que hayan cometido crímenes. Con el propósito de asegurar el desmonte de las estructuras ilegales y de afianzar el Estado de Derecho, la Oficina ya había sugerido la conveniencia de incorporar estos puntos en la ley. (Artículos 24 y 30)

La Oficina, en el marco de su obligación de brindar asesoría, solicita respetuosamente al excelentísimo Señor Presidente considerar la oportunidad de tomar en cuenta sus observaciones para asegurar los puntos arriba mencionados antes de sancionar la ley.

La Oficina tiene la firme convicción de que ello ayudaría a establecer el marco legal adecuado. La Oficina recuerda que los países miembros de la Comisión de la ONU para los Derechos Humanos y el Gobierno de Colombia, en una manera consensuada, hicieron referencia a dicho marco legal en el punto 10 de la Declaración del Presidente de la Comisión, acordada en Ginebra el 21 de abril de este año:

“10. La Comisión toma nota del actual proceso de desarme y desmovilización. La Comisión insta al Gobierno y al Congreso de Colombia a establecer, tan pronto sea posible, un marco jurídico integral para el proceso de desarme, desmovilización y reintegración de los grupos armados ilegales en el que se reconozcan y garanticen plenamente los derechos a la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas. Ese marco jurídico integral permitiría lograr la paz duradera en un entorno de buen gobierno, democracia, estado de derecho y respeto de los derechos humanos, y conducir hacia la reconciliación nacional. En ese marco también debería reconocerse el principio de que las personas acusadas de violaciones y abusos de los derechos humanos no pueden gozar de inmunidad judicial.”

Amigo, no nos digamos mentiras " una mala Paz es todavía peor que la Guerra".

octubre 05, 2005 5:29 PM


Atrabilioso dijo...
NOTA DE LA DIRECCIÓN A ANÓNIMO:
El tema de las rodilleras lo he escuchado cuando se refieren a la actitud de todos los presidentes colombianos: Lleras, Pastrana Borrero, López, Turbay, Belisario, Virgilio Bargo (peor le fue a el porque tenía esposa norteamericana); Gaviria, el mismo Samper que quería recuperar la visa a cualquier precio... en fin, el asunto entonces no es de rodilleras sino de centros de poder y centros periférico. En Äfrica, por ejemplo seguramente los presidentes serán acusados de arrodillados ante Francia, Alemania y Gran Bretaña, porque al final de cuenta Europa es el centro de poder.
Curiosamente, y con la misma redacción, los datos que usted da sobre las objeciones a la ley de justicia y paz son las mismas expresadas por la oficina de la ONU.
Entonces, si el debate lo quiere llevar a este punto, pues estamos dispuestos a hacerlo, pero lo mínimo que se requiere para un debate, es valerse de un buen número de ideas propias y no escudarse en una realidad: USTED NO HA LEIDO LA LEY DE JUSTICIA Y PAZ y es evidente cuando publica los argumentos dados por entidades políticas internacionales. Entonces lo invito a leer la ley, analizarla y presentarnos sus observaciones. Además, si lo lee sin prevenciones, verá el gran número de equívocos que existen en ese documento.
Finalmente dos preguntas: ¿que es una paz mala? ¿Cuáles son sus fórmulas PROPOSITIVAS para hacer una paz buena?
Gracias por sus comentarios.

octubre 05, 2005 9:53 PM


El usuario anónimo dijo...
1. El único escudo que poseen los uribistas es de OCULTAR la realidad. ¿Existen las debilidades en la Ley de Justicia y Paz? ¿si o no ?

2. Las ideas Propias están basadas bajo argumentos SÓLIDOS. ¿USTED HABIA LEIDO LAS RAZONES DE LAS OFICINAS DE LA ONU? NO? ENTONCES SE LAS RECUERDO, Y SI PUEDE DEBATIRLAS AÚN MEJOR.

2. Paz mala no. No confunda. Yo NUNCA DIJE ESO. Es una Mala Paz No confunda un man de Cali con un Cali-man.

Mala paz es cuando se dejan vacíos juridicos en la Ley, Mala Paz es cuando las víctimas no forman parte del entorno procesal, Mala Paz es cuando las normas se forman con afán para convertirse en semillas de impunidad.

La paz nunca es “mala”.

Sigamos debatiendo sanamente.

octubre 05, 2005 10:41 PM


Atrabilioso dijo...
NOTA DE LA DIRECCIÓN PARA ANÓNIMO:
1. Nadie ha negado que existan debilidades: es más, el artículo lo que hace es encender unas alertas sobre el particular. Esto desvirtúa por completo su primer comentario de ocultar la verdad y deja su afirmación en una simple descalificación. Entonces, repitiendo sus palabras, SIGAMOS DEBATIENDO SANAMENTE.
2. Si había leído las razones de las Naciones Unidas Y LAS RESPUESTAS de la oficina del Comisionado de Paz, punto por punto y palabra por palabra, pues nosotros REALMENTE estamos preocupados por la paz y por la información que les entregamos a nuestros usuarios.
3. Entonces, según usted, MALA PAZ es la que se ha hecho en El Salvador, Guatemala, Perú,y en todos los países del mundo en donde se han superado conflictos. porque SIEMPRE los procesos de paz contienen una buena dosis de impunidad.
4. Insisto en la necesidad de leer la ley, pues ahí se dará cuenta que las víctimas SI FORMAN parte del entorno legal y jurídico.
5. La paz nunca es mala, pero usted afirma que UNA MALA PAZ es peor QUE LA GUERRA. El giro semántico que quiera darle sencillamente resulta en la misma imagen y persigue los mismos resultados.
Gracias por sus comentarios.

octubre 06, 2005 7:56 AM


Ricardo Sánchez dijo...
Para el Anonymous:

Punto 3: Por supuesto que el paramilitarismo debe ser considerado un delito político. Los únicos que se oponen a eso son la guerrilla. Si ellos pretenden que se desconozca el paramilitarismo como delito político, entonces que igualmente se le desconozcan ese estatus a la guerrilla. Les gusta la ley del embudo y ven las cosas como les conviene a ELLOS cuando realmente no hay mucha -o ninguna- diferencia entre los unos y los otros. ¿No está usted de acuerdo? ¿Ve usted mucha diferencia entre unos y otros? Seguro que no... Son simplemente unos narcotraficantes y criminales de la peor calaña que han puesto sus pies sobre la faz de Colombia. Y si no se les reconoce un estatus político entonces de pronto lo que se debería hacer es NO negociar. Solamente quedaría la captura y/o aniquilación total de ambos bandos, guerrilla y paramilitares.

Punto 5: Léase esto, y esto. Explíqueme usted ¿cómo y de donde va a sacar el Estado para pagarle a cientos de miles de personas víctimas de esta guerra tan atroz? Como dice el procurador, no hay país EN EL MUNDO que pueda pagar semejantes indemnizaciones.

6: ¿Y por qué razón habría que proponer inhabilidades políticas? ¿La guerrilla estaría dispuesta a aceptar lo mismo? Estoy segurísimo que no. ¿Quién redactó eso? ¿Raúl Reyes o qué?

octubre 06, 2005 2:55 PM


El usuario anónimo dijo...
ESTAMOS DE ACUERDO. Usted concluye que el estado intenta disfrazar ante la opinión pública nacional e internacional su proyecto de permitirle a los grupos paramilitares el tránsito a la vida institucional, al menor costo posible.

¿Y de la guerrilla? La mayoria de colombianos estamos de acuerdo en que merecen el aniquilamiento TOTAL.

octubre 06, 2005 7:54 PM


Ricardo Sánchez dijo...
Anonymous:

Por más que nos gustaría verlos a todos (guerrilla y paramilitares) 3 metros bajo tierra, la realidad es que el Estado, primero, no tiene con qué acabarlos en corto tiempo por falta de recursos de diferente índole: humanos, económicos, etc. Segundo, creo que la MAYORIA de colombianos quiere ver a guerrilla y paramilitares diezmados HASTA EL PUNTO de forzarlos a negociar. Nadie quiere que la guerra se prolongue por siempre, que sería lo que sucedería si nunca se entra en una negociación.

Yo creo que el gobierno está haciendo con los paramilitares precisamente lo que acabo de mencionar arriba. No más; no menos. Nada de 'disfrazar' nada. Estoy ansioso por ver el día que le toque el turno a la guerrilla a ver que argumentos esgrimen esa vez. A ver si son capaces de decir que el "Estado intenta disfrazar ante la opinión pública nacional e internacional su proyecto de permitirle a los grupos guerrilleros el tránsito a la vida institucional, al menor costo posible."

Si alguien piensa otra cosa, la respeto, pero no la comparto. De verdad que toda esa oposición a la Ley de Justicia y Paz no deja de tener un tufillo medio raro, especialmente porque NUNCA ha habido un precedente como ése en ninguna otra parte del mundo.

Saludos.

octubre 07, 2005 8:26 AM


El usuario anónimo dijo...
Si. El Estado actual del gobierno de alvaro uribe legitima el paramilitarismo.

Es verraco infiltrar grupos narcoterroristas en las instituciones nacionales, muy verraco .....

octubre 10, 2005 5:29 PM


Ricardo Sánchez dijo...
Exacto. Tan berraco como fue infiltrar a los del M-19 y como será de infiltrar a los terroristas de el ELN y las FARC. Muy berraco, si señor.

octubre 11, 2005 6:17 PM